Invitados a una cata de vinos blancos

Mientras estábamos trabajando en algunos nuevos diseños para nuestros estampados subliminales, recibimos una sorpresa. La Cava de El Querandí nos invitaba a una cata privada de vinos blancos. Todo el equipo de Max Sublime esperó con mucha ansiedad el día previsto para la cata, y finalmente llegó.

Fuimos juntos hasta La Cava de El Querandí, y todo comenzó mejor de lo esperado. La cava está dentro de una casona muy antigua que fue restaurada para que recuperara todo su esplendor. De hecho, tiene un galardón como mejor intervención en un edificio que es patrimonio en un concurso organizado por la Sociedad Central de Arquitectos.

Nos esperaba uno de los sommeliers de la cava y ese día fue nuestro anfitrión. Habían preparado el lugar especialmente para nosotros, y además de la cata de vinos blancos, disfrutamos de algunos manjares de la cocina exclusiva de La Cava de El Querandí.

salon la cava querandiLa cata fue toda una experiencia. Solo algunos de nosotros habíamos participado de una cata anteriormente, por eso, para muchos integrantes del equipo de Max Sublime fue un evento muy especial, que estuvo organizado tanto para conocedores como para inexpertos.

El resultado de la cata fue un momento muy divertido, pero en el que también aprendimos muchos sobre algunas de las etiquetas de vino blanco que incluye la cava, además de conocer la casona que es todo un evento en sí mismo. Por ejemplo, aprendimos de una forma desacartonada algunas características de estos vinos como el brillo y limpidez en el momento que se observa la copa, el aroma al olerlo y naturalmente todas las variantes de sabores al tomarlo.

Hicimos una promesa que fue volver pronto para disfrutar de otra cata, obviamente con diferentes vinos para seguir conociendo el mundo de esta bebida increíble. Le agradeceremos por siempre a La Cava de El Querandí la invitación.