Un restaurante de comida española para nuestros festejos

En nuestros talleres, el ritmo de trabajo es siempre intenso y afortunadamente contamos con varios proyectos y clientes que confían en nuestros conocimientos. Por eso, nos gusta cuidar a nuestro equipo y reunirnos para festejar el cumplimiento de diferentes objetivos o fechas significativas. Una fiesta de fin de año o el festejo por alcanzar un determinado volumen de ventas son algunas de las agradables “excusas” que nos llevan a compartir una comida especial. El espacio elegido en nuestras últimas reuniones fue el Restaurante Lalín, un lugar especializado en comida española y sumamente agradable para disfrutar de un momento con amigos, familiares y colegas.

El menú del lugar permite contentar a todos los gustos y preferencias; desde picadas, pasando por pescados y mariscos, paellas y minutas, todas las opciones son de primera calidad y con el sabor tradicional de la cocina europea. Pero sin duda, lo que más atrae de esta alternativa es el ambiente y la estética general de las instalaciones que recuerdan al típico bodegón. Mesas amplias y cómodas, platos abundantes y trato familiar y cordial, constituyen los ingredientes fundamentales de esta opción, ideal para compartir una amplia sobremesa, y olvidarse por un momento del ritmo vertiginoso de las actividades diarias.

Para los valores de nuestra empresa, encontrarnos en un entorno distendido es una forma de potenciar a cada una de las partes de nuestro equipo de trabajo. Una forma simple y sincera de homenajearlos y reconocer el esfuerzo diario. En definitiva, una razón más para sentirnos bien y poder brindar nuestra mejor versión a cada uno de nuestros clientes.