Una dentadura perfecta todavía es posible

La dentadura es sin duda un área de interés para cualquiera de nosotros. Podemos intentar descuidarla, hasta que sentimos una nueva molestia y entonces volvemos a convencernos de que dejar pasar el tiempo es probablemente la peor opción. Como ya hemos compartido en otras entradas, en la oficina, tenemos también en común al mismo dentista, la Dra. Alaya, especializada en aparatos dentales. Y justamente nos hemos sorprendido mutuamente al notar que los tradicionales brackets metálicos, ya no son solo cosa de niños.
En efecto, cada vez son más los hombres y mujeres adultos que optamos por este tipo de dispositivos bucales que tantos beneficios trae a la estética y la salud de la boca. Lejos de ser elementos invasivos desde la perspectiva estética, actualmente, existen nuevas alternativas, como los brackets invisibles, que permiten utilizarlos con todos los beneficios tradicionales de esta tecnología, sumando discreción.

No se trata solamente de un procedimiento que procura mejorar el aspecto general de la sonrisa y del rostro, sino que muchas veces está estrechamente relacionado con problemas de salud que trascienden la zona de los dientes en sí mismos. Por ejemplo, el desplazamiento de los dientes provoca no solo daño en otras piezas, sino incluso en encías y en la mordida. De hecho, la llamada mordida invertida (dientes superiores por detrás de los inferiores) es uno de los problemas más comunes en la vida adulta. El mal aliento y hasta el dolor de cabeza pueden ser algunas de las consecuencias de una mordida defectuosa. Se trata de inconvenientes más comunes de lo que se suele pensar.
Finalmente, cabe mencionar que los precios de ortodoncia suelen ser elevados, otro punto importante de la profesional que recomendamos, ya que cuenta con planes de pagos y tarjetas de crédito que alivian el factor económico.