Una experiencia de salud para recomendar

“Me lo recomendó un compañero de trabajo”. Seguramente, este tipo de comentarios es bastante común entre amigos y familiares, en relación a productos y servicios que se probaron y gustaron. Nos agrada contar nuestra experiencia a quienes nos rodean. La oficina es sin duda un lugar privilegiado de intercambio en este sentido, y nuestro taller, no es la excepción. Casi por casualidad, nos enteramos de las prestaciones que brinda Integrative Health, un centro de servicios de salud realmente innovador y con una mirada superadora, con respecto a la medicina tradicional.

Y es que, la clásica práctica médica a veces toma al paciente en partes, privilegiando actuar donde aparece un síntoma o molestia. Pero a veces, se descuida la visión integral de la persona. Es decir que, si bien la especialización es absolutamente necesaria y sin duda ha permitido avances fundamentales en esta ciencia, este accionar puede dejar en un segundo plano, por ejemplo, el aspecto emocional del paciente. En cambio, en este centro prevalece una mirada holística de cada hombre y mujer que se presenta en los consultorías. La mirada está puesta en la prevención y hace foco en detectar hábitos que pueden provocar algún inconveniente en el futuro. La propuesta es reducir el estrés, ese enemigo silencioso, que acompaña prácticamente a cada persona en este mundo moderno. Estas enseñanzas y el acompañamiento de doctores con una visión diferente, con respecto a la atención de los pacientes, fue lo que encontramos y recomendamos de este lugar.